Muchos tenemos la ilusión de tener perros grandes, de esos que compiten contigo para ver quién es más alto cuando se quedan apoyados solamente sobre sus patas traseras. Sin embargo, estos gigantes necesitan de muchos cuidados especiales, diferentes a los de sus compañeros de menor tamaño, u otros que simplemente son los mismos pero amplificados debido a sus dimensiones, por lo que si no los realizamos adecuadamente puede reducir mucho su calidad de vida.

Por este motivo, si estás pensando en incluir en tu familia un perro de raza grande, o acabas de hacerlo, aquí te dejamos todas las consideraciones que debes tener para que este pueda disfrutar al máximo su vida en tu hogar.

Alimentación

Comencemos por una de las más evidentes: la cantidad de alimento que necesitará. Y es sabido que si el peso correcto de tu perro al convertirse en adulto puede alcanzar los 30 kg evidentemente necesitará comer grandes cantidades que le permitan llegar a ese peso saludable para él. Por eso deberás tener en consideración la cantidad de alimento que tendrás que comprarle mensualmente para cumplir con sus requisitos, así como los gastos que esto puede significar.

Salud

Las grandes dimensiones de tu perro, junto con el peso que adquirirá, no influyen solo en la cantidad de comida que necesitará sino que también lo hará en sus huesos, los cuales deberán aguantar ese cuerpo gigante que posee. Por este motivo los huesos, y especialmente las articulaciones, suelen ser el problema de salud más recurrente en los perros de razas grandes generándole, por ejemplo, displasia de cadera.

Para prevenir este y otros malestares es necesario llevar un control recurrente de su salud, con un veterinario que te guíe en cuanto a los cuidados que requiere tu canino y también a qué alimento le resultará más beneficioso, ya que los piensos para razas grandes suelen tener un mayor contenido de ácidos grasos y otros ingredientes que benefician a sus articulaciones.

Más espacio

Cuando crecemos todo a nuestro alrededor parece achicarse, y necesitamos espacios más grandes para no sentirnos encerrados. Esta misma sensación se traslada a los perros, ya que mientras más grandes se vuelvan al crecer mayor espacio necesitarán para no abrumarse dentro de tu hogar, por lo que debes considerar si tu vivienda es apta para que un perro de raza grande viva y crezca en ella.

A su vez, los paseos que realicéis juntos probablemente serán más extensos que con los perros chicos, justamente por esta ansia de libertad y espacio que tienen las razas grandes, y también tardarán más en cansarse ya que recorren distancias mayores con menos esfuerzo. Por lo tanto, ten en cuenta que deberás dedicarle más tiempo de paseo a tu gigantón.

Entrenamiento y socialización

Otro aspecto muy en cuenta a tener es el entrenamiento que deberás realizarle a tu perro, ya que al crecer los perros de raza grande son mucho más imponentes que los de raza chica y de no entrenarlo adecuadamente para que se comporte frente a otras personas y animales puede producir accidentes por mal comportamiento. Para ello, es aconsejable que (una vez su veterinario lo autorice) comiences a pasearlo y entrenarlo frente a otros animales y personas para que se acostumbre a su presencia y no reaccione de mala manera.

Higiene

Todos los perros requieren que se les brinde una higiene adecuada para mantenerse saludables, pero los perros de raza grande también demandan más esfuerzo al momento de higienizarlos ya que son mucho más grandes y (algunos) pueden tener una doble capa de pelo que requerirá más cuidados en el momento de bañarlos, secarlos y cepillarlos. Sin embargo, si procuras cuidar de la higiene de sus dientes, sus orejas, mantener cortas sus uñas (con cuidarlo de no lastimarlo) y cepillarlo con regularidad la higiene de tu perro se mantendrá por mucho más tiempo.

Mucho cuidado con los objetos de tu casa

Así como estos gigantones pueden casi igualar tu altura al sostenerse sobre dos patas, esta cualidad también les sirve para alcanzar muchos objetos que perros de menor tamaño no podrían alcanzar. Eso incluye desde objetos de valor que no quieras exponer a que se rompan, como otros que pueda tragarse por ser muy pequeños, o sustancias que pudieran ser tóxicas para él, por lo que debes tener mucho cuidado del sitio donde dejas estos elementos.

Juguetes y accesorios

Finalmente, los juguetes y accesorios que tu perro necesitará deberán ser más grandes y resistentes que los de razas de tamaño pequeño o mediano, ya que su fuerza es mayor y podrían romperlos fácilmente, o peor aún, tragarse aquellos objetos que no están preparados para ser ingeridos. También es importante que sus objetos de uso diario (como su correa, sus bebederos y comederos) estén preparados para un perro de su tamaño, si no le resultarán sumamente incómodos a la hora de utilizarlos.

Si tienes más dudas acerca de los cuidados que necesita tu perro de raza grande acércate a Hospital de día Veterinario Tarso y consúltalo con nuestro equipo

Sabemos que quieres darle la mejor calidad de vida posible a tu grandullón, y por eso nuestro equipo se encargará de resolver todas tus dudas examinando la salud de tu perro. Para ello, solo debes pedir cita en Hospital de día Veterinario Tarso.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.