La típica escena de un gato bebiendo leche aparece con recurrencia en series, películas y por supuesto dibujos animados. Con ese historial, es lógico que todos relacionemos a nuestros compañeros felinos con la leche y pensamos que es algo que les hace bien.

Pero la realidad es completamente distinta y la pregunta de ¿los gatos pueden tomar leche? es tan recurrente en nuestra clínica cómo la escena en la pantalla. Por eso hoy te traemos este artículo con todo lo que necesitas saber sobre el efecto de darle leche a tu gato.

¿Es saludable la leche para los gatos?

No, todo lo contrario. Los gatos recién nacidos consumen leche materna porque necesitan los nutrientes que les provee su madre a través de ella, y la digieren gracias a la enzima lactasa, la cual les permite procesar el azúcar que proviene de la leche, es decir, la lactosa.

Sin embargo, una vez estos destetan (dejan de consumir leche materna) y empiezan a consumir alimentos sólidos, esta enzima comienza a desaparecer periódicamente, haciendo que su capacidad de procesar la leche desaparezca con el tiempo. Por lo tanto, al darle leche a un gato que ya ha dejado de consumirla de su madre, le estamos dando un alimento que no puede digerir.

¿Un gato pequeño puede tomar leche?

Si con un gato pequeño nos referimos a un gatito que se encuentra en período de amamantamiento, entonces lo ideal es que éste beba la leche de su madre y no otra. Sin embargo, si nos encontramos cuidando de un gatito de esta edad que no tiene la posibilidad de beber leche materna, entonces esta se podrá suplantar por leche especial para gatos pequeños.

Para saber qué leche comprar deberás llevar al veterinario a tu gatito y él te indicará el mejor alimento que le puedes brindar para su estado de salud y madurez. Pero bajo ninguna circunstancia debes darle leche de vaca al pequeño, ya que puede tener una condición que le perjudique.

¿Qué sucede si le doy leche a mi gato?

Si se sigue alimentando regularmente con leche a los gatos que ya no consumen leche materna puede acabar volviéndose perjudicial para su salud. Cuando estos no pueden digerirla, la leche se fermenta en el intestino del animal ocasionándole molestias y causándole problemas gastrointestinales o sobrepeso, entre otras afecciones.

Además, existe otro riesgo extra y es que algunos gatos pueden ser intolerantes o alérgicos a la lactosa. De hecho, la alergia a la lactosa se encuentra entre las alergias alimentarias más frecuentes en los felinos, y si le proporcionas leche con esta condición a tu gato, este presentará síntomas casi inmediatamente.

Los síntomas más frecuentes son el dolor e hinchazón estomacal, vómitos, diarrea, gases y pérdida de apetito. En caso de que le hayas proporcionado leche a tu felino y este presente alguno de estos síntomas, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu veterinario de confianza y explicarle lo sucedido.

¿Existe leche que mi gato adulto pueda tomar?

La leche no está totalmente prohibida para los gatos, pero no debes dársela con frecuencia sino como un premio ocasional. Ellos realmente disfrutan mucho de esta bebida y una posible explicación es que, al igual que los humanos, su sabor le recuerda inconscientemente a la época de amamantamiento.

Además, existen productos lácteos preparados específicamente para gatos. No solo puedes encontrar leche sino también yogures o quesos cremosos, aunque también deben proporcionarse como premio esporádico y no como alimento diario. Estos productos son naturales, sin azúcares (lactosa) ni edulcorantes agregados, y sin el porcentaje de grasas que tienen los lácteos comunes.

Una buena cantidad para brindar estos productos a nuestros felinos es unas 2 o 3 veces a la semana, si se le proporciona más puede traer consecuencias igualmente, como sobrepeso. En cambio, de esta forma, su sistema digestivo no acumulará mucha cantidad y podrá procesarlo sin inconvenientes.

¿Y cómo puedo darle a mi gato los nutrientes que necesita?

Un buen alimento de calidad le dará a tu gato todos los nutrientes que necesita. Si bien es verdad que ciertos gatos poseen condiciones de salud que hacen que requiera más o menos de ciertos nutrientes, esto puede indicártelo el veterinario de tu felino.

Con la alimentación adecuada y bebiendo agua, tu gato no necesitará de ningún otro alimento ni suplemento extra (a no ser que así lo indique su veterinario). Pero puedes añadirle premios ocasionales como la leche para gatos y otras golosinas diseñadas especialmente para ellos.

En Tarso Veterinaria te indicamos los mejores alimentos para tu gato

Quieres que tu gato goce de una excelente salud, y nosotros también. Su alimentación es una parte fundamental de este proceso y por eso te sugerimos traer a tu felino hasta nuestro Hospital de Día Veterinario Tarso. Aquí nuestros especialistas te indicarán cuáles son sus necesidades alimenticias y qué alimentos cubren de mejor forma estas necesidades. Si entre todos cuidamos su salud, tu gato no solo te lo agradecerá, sino que podrá ser tu fiel compañero de vida durante muchos años más

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.