Ayudar a tu mascota a mantener la calma ante los petardos también es importante a la hora de cuidar su salud, ya que la fuente de estos fuertes ruidos puede ser muchas otras además de los petardos. Aquí te contaremos cómo actuar ante esta situación.

¿Por qué mi mascota se asusta con los petardos?

Las causas que provocan las reacciones desmedidas de las mascotas ante ruidos muy fuertes siguen siendo un caso de estudio, pero se estima que pueden ser tanto psicológicas como genéticas. Existen razas que parecen más propensas a reaccionar descontroladamente en situaciones de ruidos fuertes y repentinos, y otras que lo sobrellevan de mejor manera.

Otras causas tienen relación con experiencias vividas. Situaciones traumáticas previas pueden agravar la causa, sin embargo, haber sido acostumbrados desde cachorros (con el debido entrenamiento profesional) pueden hacer que nuestros peludos controlen de mejor manera estas reacciones ante lo desconocido.

Consecuencias de exponerlos a ruidos fuertes

Antes de hablar de las consecuencias hay que diferenciar entre los dos tipos de reacciones que presentan las mascotas antes estas situaciones. La primera, y más lógica, es el miedo, el cual es una reacción normal y positiva para cualquier ser vivo ya que le permite sobrevivir a sucesos que ponen en peligro su vida.

Pero el miedo es una reacción que inicia, genera una evaluación de la situación y una reacción adecuada, y finaliza en un lapsus de tiempo coherente tras haber finalizado el episodio. Sin embargo, este proceso muchas veces no se da de esta manera, y así comienza el segundo resultado posible: la fobia.

La fobia es una reacción descontrolada por parte de nuestra mascota a ruidos estruendosos como el de los cohetes o los petardos. Esta reacción puede generar que se prolongue ese estado de alarma mucho más tiempo en lugar de ponerlo en alerta durante un breve período. Además que puede provocar una reacción demasiado violenta del animal o, por lo contrario, demasiado pasiva, dejándolo paralizado.

Cualquiera de los casos generados a partir de la fobia puede ser sumamente perjudicial para la salud de tu mascota, y algunas de las consecuencias que pueden presentarse (especialmente si sucede reiteradas veces) son:

  • Parálisis o “freezing”
  • Intento desenfrenado de escaparse
  • Temblores y jadeos continuos
  • Salivación
  • Taquicardia
  • Salivación excesiva
  • Vocalizaciones intensas
  • Micción o defecación, entre otros

Consejos

Tanto los perros como los gatos son propensos a sufrir episodios de fobia frente a los ruidos estruendosos. Por lo tanto, dividiremos los consejos en tres categorías: generales, para perros y para gatos.

Consejos generales

  • Cubre las ventanas: Cubrir las ventanas ayudará a que tu mascota no perciba los destellos de los petardos, los cuales fomentan la reacción de la fobia.
  • Amortigua el ruido: Intenta amortiguar el ruido lo mejor posible, puede ser cubriendo huecos (que puedan tener los marcos de tus ventanas o debajo de las puertas) y poniendo otro sonido tranquilizante que “cubra” el sonido estruendoso. La música clásica por ejemplo es un gran aliado para esto.
  • Cierra bien la casa: Además de cerrar la casa para bloquear la entrada del sonido, también debes cerrar bien todas las aberturas que podrían permitir escapar a tu mascota. El deseo de escapar es una de las reacciones más comunes y podrías perderla e incluso puede sufrir un accidente.
  • Cansa a tu mascota durante el día: El hecho de cansarlo durante el día con juegos y paseos (si se trata de un perro) ayudará a que, a la noche (cuando comúnmente se lanza la pirotecnia), ignore con mayor facilidad los ruidos provocados.
  • Tranquilizante recetado: Si consideras que tu mascota se altera particularmente demasiado con estos eventos, consulta con tu veterinario por un tranquilizante para relajarlo antes de que sucedan.

Cómo ayudar a tu perro

  • No sacarlo fuera durante el evento: Por ningún motivo debes sacarlo fuera de la casa durante el lanzamiento de la pirotecnia, ya que se asustará y se pondrá sumamente nervioso.
  • No lo ates ni lo encierres en un espacio reducido: No intentes atarlo ni encerrarlo en un espacio reducido, ni siquiera si tienes que salir (lo cual no es recomendable, ya que ayuda mucho más que permanezcas a su lado en ese momento). Si haces alguna de estas dos cosas tu perrito puede dañarse o intentar destruir cosas por la ansiedad.
  • Crea un espacio para él: Si tu perro no tiene un espacio propio, como una cama, hazle uno y ponle juguetes y cosas con las que se entretenga. Mientras más cerca de ti esté ese espacio mejor será.
  • Dale un snack que lo entretenga: Una manera de canalizar la ansiedad de los perros es masticando algo. Dale un snack que lo mantenga ocupado por un tiempo prolongado.
  • Aromaterapia: la aromaterapia es muy efectiva para aliviar la ansiedad de las personas y también de los perros. Pero debes consultar a tu veterinario antes de implementarla en tu pequeño.
  • El método Tellington Ttouch: Esta técnica resulta muy efectiva en algunos casos, y consiste en envolver a tu perro (de una manera específica) con una tela. Puedes buscar un tutorial en YouTube sobre la manera correcta de hacerlo.

Esta acción de la tela ajustando levemente su cuerpo genera una sensación de seguridad a tu perro que, sumado a unas caricias, puede ayudarle en gran medida a pasar ese mal momento.

Cómo ayudar a tu gato

  • Una caja y una cobija: los gatos tienden a sentirse más seguros en lugares con poca luz, por lo que puedes colocar una caja de costado con una cobija en su interior para él y probablemente se refugie allí.
  • Hormonas sintéticas y feromonas felinas: existen hormonas y feromonas que puedes adquirir para hacer más llevadera la situación para tu gato. Pero, para conseguirlas, deberás consultar antes con tu veterinario.

Hospital Veterinario Tarso, el mejor cuidado para tu mascota en Roquetas de Mar (Almería). Desde Tarso te recomendamos acudir a nuestro hospital de día veterinario en Roquetas de Mar (Almería) para que nuestro equipo de profesionales veterinarios pueda valorar el nivel de estrés de tu mascota y ayudarte a elegir el mejor tratamiento para tu compañero peludo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.