Lo que para ti puede ser una flor hermosa o algo que ves todos los días y pasas por alto, tanto para gatos como perros puede resultar letal. Te sorprendería saber cuántas plantas son tóxicas para nuestros amigos de cuatro patas. Si bien no todas son tan peligrosas como para amenazarlos de muerte, hay suficientes riesgos como para preocuparse.

Las mayores reacciones se dan cuando se ingiere la planta en cuestión, pero esto no es necesario para que haya intoxicación. A veces basta con el contacto directo con la piel para que aparezcan los síntomas.

Y no se trata de una simple reacción alérgica siempre, puede llegar a afectar su sistema renal, cardiaco y neurológico. ¿Cuáles son esas plantas que deben evitar tus mascotas?

¿Cuáles son las plantas tóxicas para perros y gatos?

Las plantas más importantes que debes conocer son las siguientes:

Hiedra

Planta que todos hemos visto alguna vez, montones de hojas sin una forma que crecen como arbustos, fáciles de identificar por su forma y los pequeños frutos amarillentos que posee.

Pueden verse tanto en interiores como exteriores, y el principal factor que causa la intoxicación son los glucósidos que posee la planta. En otras palabras, las saponinas, que también pueden causar dermatitis en humanos. Estas se encuentran en la hoja y frutos por igual, de ser ingerida la planta, la sintomatología pasará a ser gastrointestinal.

Entre los síntomas que causaría se encuentran los vómitos constantes, diarreas severas, espasmos musculares e incluso parálisis del cuerpo. Si en cambio el contacto solo fue externo se presentará un enrojecimiento y ampollas en la zona afectada.

Lirios

Desafortunadamente, esta flor tan bonita es igual de letal para gatos. Sobre todo, por lo fáciles que son de encontrar. Se lo puede hacer en cualquier parte, exterior e interior, incluso es muy común encontrarlas en ramos de flores en tiendas, y resultan ser bastante atractivas para los gatos. De color blanco puro, con un pequeño centro amarillento y dos tallos saliendo de este.

Esta vez toda la planta es tóxica, eso incluye el polen de esta. A las 2 o 3 horas después de ingerirla se presenta una irritación gastrointestinal, así como diarrea y vómitos, pero esto no es más que el inicio de la pesadilla.

A los 2 o 3 días de ser ingerida, el animal sufrirá un fallo renal que de por si tiene una tasa de mortalidad elevada, y si sobrevive a ello, todavía tienes que preocuparte.

El dolor causará apatía en el gato, así como deshidratación y una tendencia más elevada a beber agua debido al fallo renal. El pronóstico a este punto no es muy optimista, así que, de notar cualquiera de los síntomas ya mencionados, no dudes en acudir al veterinario, esto aplica con todas las plantas.

Aloe vera

El Aloe vera es parecido al cactus, pero sin espinas y conteniendo en su interior una sustancia llamada aloína, proveniente de zonas tropicales y subtropicales. Una sustancia natural que ha ayudado a la humanidad a lograr muchos avances médicos. Pero que, para los gatos y perros, es una amenaza más, principalmente por su segundo uso, como laxante.

Si un perro o gato consume Aloe vera, comenzará a sufrir problemas intestinales, en especial diarreas frecuentes. Si notas esto, debes comenzar un tratamiento inmediatamente, si esperas mucho entonces la mucosa del intestino se verá afectada, causando deshidratación severa.

Crisantemo

Esta es una flor rojiza con pétalos pequeños, definidos por una leve ondulación hacia arriba y su abundante cantidad. Originaria de Asia y también pudiendo ser vista en el nordeste de Europa, hermosa como decoración, letal para los animales domésticos más comunes.

Su letalidad proviene de que contiene piretrinas, compuesto con propiedades similares a los insecticidas y que puede causar babeo, vómitos y diarrea de ser ingeridos. En casos más severos puede crear una depresión en la mascota e incluso una descoordinación completa del cuerpo.

Marihuana o Cannabis

Hojas puntiagudas y onduladas, en pares de cinco por lo general, de color verde oscuro con rayas más claras, originada cerca del Himalaya en Afganistán, pero esparcida alrededor del mundo hoy en día.

Provoca depresión, altera el sistema nervioso central y desarrolla una falta de coordinación a la hora de mover los músculos. Algo tan simple como caminar se vuelve si no imposible, muy complicado de hacer correctamente. También se presentan vómitos, diarrea, salivación excesiva y un aumento del ritmo cardiaco, en el peor de los casos, puede inducir al coma.

Hospital de Día Veterinario Tarso en Roquetas de Mar, tus veterinarios de confianza

Ante los síntomas anteriormente descritos o si observamos que nuestra mascota ha ingerido cualquiera de estas plantas, es importante acudir al veterinario cuanto antes. En nuestro centro veterinario en Roquetas de Mar te brindaremos la mejor atención fruto de nuestros años de experiencia

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.